Kerid Islandia: La Imponente Caldera y Cráter Volcánico

En una tierra amoldada por el fuego y el hielo, no es difícil encontrar remanentes de antiguos volcanes en Islandia. Uno de esos sitios con gran atractivo natural es el cráter de Kerid, ubicado en la región sur de Islandia. El cráter se encuentra cerca de rutas tan inolvidables como al Círculo Dorado, así que es una parada que puedes añadir sin problema a tu itinerario del día. Vamos a conocer cómo se formó el cráter de Kerid, la historia desde un punto de vista geológico y cómo llegó a convertirse en un sitio de referencia. Todo turista que pueda visitar la isla debería visitar un cráter volcánico en Islandia para experimentar la fuerza descomunal de la madre naturaleza.


vista panorámica al cráter de kerid en Islandia

El cráter de Kerid en Islandia: Historia y geología


A pesar de sus casi 3000 años de historia, el cráter de karid es, geológicamente hablando, una de las calderas volcánicas más jóvenes de Islandia. La mayor parte de la actividad volcánica de la isla tuvo lugar hace unos 6000-7000 años aproximadamente. Era común que en erupciones localizadas y en ciertas calderas, todo se tornara a un color oscuro y negro, pero no es este el caso en este cráter. Los depósitos de hierro sobre la superficie son relativamente nuevos, y son los que precisamente otorgan ese característico color rojizo al terreno. La roca volcánica rojiza es típica de esta zona y se puede encontrar también en sitios como Landmannalaugar y sus famosas y coloridas montañas de riolita.


El área sur de Islandia forma parte de la región volcánica occidental de Islandia. Es fácil encontrar unos cuantos volcanes, playas de arena negra, tierra yerma, paisajes desolados y campos de lava extendiéndose por todo el territorio. Islandia tiene su particular “cinturón de fuego” debido a su localización justo en la zona fronteriza de dos placas volcánicas. Dado que el límite de ambas placas divide el país en dos mitades, no es de extrañar que Islandia sea una zona de abundante actividad geotérmica y volcánica.


Podrás encontrar otros paisajes con el distintivo tono rojizo, en vez de negro, en otras zonas del país también.

El roto carmesí intenso del terreno contrasta con el profundo azul turquesa de las aguas del lago. Las cuales están a su vez rodeadas por un musgo color esmeralda que hacen del cráter de Kerid un sitio único. ¡No olvides traerte la cámara!

Cráter de Kerid en invierno cubierto de nieve

¿Cómo se formó el cráter de Kerid?


Muchos cráteres volcánicos y calderas (o formaciones similares) se crean cuando la parte superior de un volcán termina volando por los aires. El agujero resultante se convierte en una especie de recipiente que acumula agua, y es así como el lago se formó. Los geólogos y vulcanólogos han creado diversas teorías que dejan entrever que el cráter de Kerid tuvo una formación algo más compleja.


Los estudios geológicos de las rocas de la zona no encajan con la teoría de una explosión violenta y repentina. Una de las hipótesis que proponen diversos científicos es que, aunque Kerid sí que experimentó una explosión muy poderosa, no fue precisamente del tipo de explosión que terminaría por reventar la capa superior del volcán. Las nuevas teorías señalan más bien que, este volcán de forma cónica sufrió una explosión que vació la reserva magmática.


Con la cámara magmática completamente vacía, la parte cónica superior no tendría ya un apoyo sobre el que sustentar su propio peso, así que terminaría colapsando. Una vez se derrumbó, los propios restos formaron lo que sería actualmente el fondo del cráter. El fondo se encuentra a la altura del nivel freático, así que siempre encontrarás agua a dicha altura. Es así como este lago volcánico se convirtió en la maravilla que vemos hoy en día.


¿Cuánto mide el Cráter de Kerid?


El cráter de Kerid tiene unas medidas bastante impresionantes. Se extiende sobre unos 170 metros y tiene una circunferencia de 270 metros. También una profundidad aproximada de unos 55 metros desde el borde del cráter hasta el lago.


El lago del cráter de Kerid


Una de las mejores cosas que puedes hacer en Islandia es visitar el interior de este cráter. Probablemente una de las primeras cosas que sorprenden a los visitantes es el intenso color aguamarina de las aguas del lago. El color puede variar, pero siempre tiene ese tono tan distintivo y la razón es bastante sencilla.


Joven visitando la laguna del lago de Kerid de cerca

Los mismos minerales que otorgan un tono concreto a las rocas, se dispersan por las aguas cristalinas. De esta forma, las aguas terminan tiñéndose de forma completamente natural. Este proceso es algo que ocurre con relativa frecuencia por toda la isla, incluidas zonas como la fisura de Silfra.


El lago de Kerid tiene una profundidad de entre 7 a 14 metros. Estos datos pueden variar por diversos factores como pueden ser la temporada y cuánta lluvia caiga en cada estación.


El círculo dorado – Un tour de un día entero por el cráter de Kerid


El cráter se encuentra en el territorio de Grímsnes al sur de Islandia. Una vez que llegues al parque nacional de Thingvelllir, el valle de Geisers de Haukadalur y la cascada dorada de Gulfoss, es hora de volver hacia la península de Rekjanes.


Puedes regresar dirección Reikiavik por el mismo camino de venida o puedes coger un desvío por la autovía sur. Esta carretera tan pintoresca de llevará a sitios no tan conocidos ni recorridos como son Skálholt y la villa ecológica de Sólheimar. Estas serían las últimas paradas antes de llegar a destino, el cráter de Kerid.


geysir en la ruta del círculo dorado en Islandia

Es importante que prepares tu propio itinerario con tiempo, así puedas ir a tu propio ritmo. Es una de las grandes ventajas de tener un coche de alquiler en Islandia. Proporciona flexibilidad máxima para explorar el círculo dorado tanto como quieras y puedas.


Cómo llegar al Cráter de Kerid


Entonces ¿dónde está exactamente el cráter? Bien, si miramos un mapa de Islandia verás que Kerid está al sureste del lago Thingvallavatn. Puedes llegar a esta zona usando la ruta número 35. No es una carretera tipo F o de montaña, así que puedes viajar en cualquier época del año. La mayoría de gente hace esta ruta de 45 minutos desde Gullfoss al cráter de Kerid. Dicha catarata es la última parada del famoso circuito del Círculo dorado así que es precisamente el que marca el punto de regreso para muchos.


Si vienes desde otra parada del círculo dorado, entonces te llevará unos 40 minutos llegar ta sea a Thingvellir o a Haukadalur. Esta ruta va en otra dirección, pero también te da diferentes opciones para luego regresar a Reykjavik una vez finalices tu excursión. Una vez sales de la carretera principal, solo queda un pequeño trayecto hasta llegar al parking disponible en Kerid. Aparca y listos para dar un pequeño paseo hacia el cráter.


Precios y entradas al Cráter de Kerid


El cráter se encuentra en un terreno privado por lo que sí que hay que pagar una entrada. Los propietarios cobran a los visitantes 400 ISK (unos 2 €) para acceder al sitio y realizar caminatas por él. Este dinero se destina a la protección y preservación del cráter, ya que de esto no es propiedad del gobierno. Recuerda ser lo más responsable y respetuoso posible. Recoge tu basura y deja la zona en el mismo estado en la que te la encontraste, o mejor si cabe.


Pareja sentada en un banco disfrutando de las vistas del lago Kerid

Puedes llegar al cráter caminando y una vez allí, verás un pequeño cráter con poca elevación y escasa vegetación. Hay un lado que tiene una pendiente más suave y un poco de musgo, que es más fácil de recorrer. No recomiendo para nada intentar nada en el lago. A diferencia de otras calderas como Askja, aquí el agua no se calienta con energía geotérmica así que está helada.


Una vez que termines tu recorrido, te llevará una hora más o menos volver a Reikiavik. Sigue la carretera 35 que a su vez desemboca en la carretera 1, la famosa Ring road de Islandia.


Cráter Kerid: El impresionante cráter de Islandia


La palabra islandesa Kerið a menudo se escribe como Kerid o Kerith. Es posible que vea estas variaciones o incluso que a veces se deletrea como cráter Kerio o Kerio, Islandia. Para que no quepa dudas, es el mismo cráter Kerið.


Junto con la deslumbrante aurora boreal y los gigantes glaciares, los volcanes impredecibles de Islandia son parte de lo que le da su carácter a esta hermosa isla nórdica. Aunque visitar un volcán a medida que entra en erupción no es factible ni realista, presenciar las secuelas de cerca es lo mejor. Te sorprenderá la Madre Naturaleza y te sentirás pequeño mientras estás de pie junto a las ruinas de un gran volcán. Kerid, Islandia es un lugar que debes visitar, especialmente si solo tienes tiempo para explorar el sur de Islandia durante tu viaje.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo